29 de octubre de 2012

Aprender la paciencia






Al realizar el presente ejercicio mental, aprenderá las maneras de interrumpir una actividad y de esperar a que suceda un evento. Ambos conceptos –interrumpir y esperar- son los componentes claves de la paciencia.
En lugar de seguir los pasos secuenciales, simplemente lea las situaciones de ejemplo que siguen (o invente situaciones propias) y realice dos o tres al día de cada una de las categorías.

Ejemplos de situaciones para aprender a interrumpir una actividad:

1.- Mientras escucha una canción que le agrada en el radio o aparato de sonido, cambie las estaciones o apague el estéreo en la mitad de la canción. No regrese a la estación de radio hasta que no esté seguro de que la canción ha terminado. El mismo principio se aplica a la televisión.
2.- En la mitad de cualquier tarea doméstica deténgase y espere treinta minutos antes de retomar la tarea.
3.- Cuando esté leyendo el periódico, una revista o libro, deténgase en la mitad de una página y no regrese a la historia por 24 horas (obviamente sin escoger material que sea importante para su trabajo).
4.- Mientras se relaja sentado en un lugar cómodo póngase de pie y haga alguna actividad diferente aunque no le agrade hacerlo en ese momento.

Ejemplos de situaciones para aprender a esperar (la paciencia) a que tenga lugar un evento:

1.- Mientras espera en la fila de un restaurante o tienda, deje pasar a varias personas a propósito para  que se les asigne mesa o sean atendidas antes que usted.
2.- Mientras conduce un vehículo, deje que lo rebasen otros.
3.- Cada vez que se encuentre listo para comer, deténgase y espere 30 minutos antes de comenzar.
4.- Elija una cita que haya programado y a propósito llegue 30 minutos antes de lo que normalmente suele hacerlo (si le gusta llegar cinco minutos antes entonces llegue con 35 minutos de anticipación).
La lección del presente ejercicio es que el mundo no se termina cuando se ve forzado a ser paciente. Descubrirá que su mente aprenderá a distraerse mientras usted espera, y sus deseos e impulsos perderán algo de su poder sobre usted. Entonces, se moverá fácilmente de tener paciencia en situaciones autoimpuestas a contar con ella cuando otros lo interrumpen o lo demoran. 

VISUALIZACIÓN DE LAS EMOCIONES Y DE LOS SENTIMIENTOS


Utilizar metáforas y la imaginería (otros le llaman fantasía dirigida) para menguar los efectos de emociones que afectan negativamente al individuo.

En PNL usan bastante la referencia de una pantalla de cine donde la persona se imagina estar sola y proyecta la situación emotiva que le afecta, teniendo ahí la oportunidad de transformar la proyección de dicha película, es decir, de manipular mentalmente –para bien- los acontecimientos de su pasado o de su futuro, lo cual le beneficia en actitud y como herramienta de afrontamiento. Otro ejemplo que utilizan en la PNL es imaginar una emoción  o sentimiento negativos como si estuviera representado en  una bola negra, que se va empequeñeciendo hasta que pueda tomarla con las manos y acudir a d depositarla a un cesto de basura o a tirarla a un abismo Otro más: que imagine una emoción negativa como una gran mancha negra en una pantalla de cine, estando él solo sentado en una única butaca. En la parte inferior izquierda habrá una pequeña luz, que representará la emoción opuesta, es decir, la positiva. Luego, hay que recordar la emoción negativa elegida y en el momento de más intensidad y molestia hay que pensar o decir “¡CAMBIAZO!” Para entonces cambiar bruscamente y tapar la mancha negra con la luz que se ampliará hasta abarcar toda la pantalla. Repetir esto varias veces para aumentar el efecto. 


Todos estos ejercicios pueden resultar muy utiles simepre y cuando te permitas sentir y vivir las emociones y lo que te llega a tu vida antes de trabajar con ellos ...