24 de noviembre de 2012

Despertar del sueño dramático de la vida: integrar energías masculinas y femeninas




Autora: Soraya Founty 


En mi consulta como psicóloga y terapeuta transpersonal, veo frecuentemente mujeres muy  emocionales, sin capacidad para poner límites claros y sanos , proclives al maltrato, estancadas en el pasado, con fuertes sentimientos de culpa , con baja autoestima, dependientes, miedosas, inseguras, complicadas con sus relaciones de pareja o con los hijos , con problemas a la hora de incorporarse al mundo laboral  y a hombres desconectados de sus emociones y sentimientos, duros, cerrados, autoritarios, muy racionales, egocéntricos, que se creen poseedores de la verdad, complicados con sus trabajos y logros económicos o profesionales.
Asociamos por costumbre los conceptos masculino y femenino al sexo genital: los hombres son masculinos y las mujeres son femeninas. Pero esto no tiene nada que ver con la realidad.
Tradicionalmente  la masculinidad y femineidad estaban determinados por patrones culturales más rígidos, separatistas y castigadores.

 Actualmente en las sociedades modernas las personas se mueven con mayor libertad  entre estas dos energías.

 Sin embargo hay  aún una gran cantidad de temor, vergüenza y falta de comprensión  en torno a la energía masculina.
 La energía masculina es una poderosa fuerza de impulso en la vida de una persona. Muchas mujeres, debido a la carencia de energía masculina en sus compañeros masculinos, han perdido su fe en los hombres y la masculinidad, y han adoptado un rol masculino por sí mismas. Sin embargo, este desequilibrio no conduce a la totalidad, y deja un vacío en la mujer, en su corazón y en su alma. Y lo mismo ocurre con el hombre. Cuando tiene muy poca energía masculina, tendrá muy pocos amigos masculinos, y le resultará muy difícil interactuar con hombres.
Hay energía masculina tanto en hombres como en mujeres. Para una mujer, su energía está formada por un 45% de energía masculina, y un 55% de femenina; y para un hombre, se reparte en un 55% de masculina y 45% de femenina. Hay, sin embargo, muchas otras energías incorporadas en un ser humano.
Un importante número de hombres en la sociedad occidental  tiene un déficit en esta energía, lo cual afecta a sus vidas, presentan una contradicción entre lo masculino y lo femenino dentro de sí. La energía masculina tiene una importancia absoluta en sus vidas. La energía masculina los ayudará a que sus sueños se vuelvan realidad. Siendo soñador, lo femenino trae el sueño a lo masculino, y lo masculino acciona y manifiesta el sueño

Lo que ha ocurrido en el mundo occidental a lo largo de los años es que los hombres han sido criados por sus madres, cada vez más desde el comienzo de la revolución industrial, y han tenido poca interacción con sus padres. A cada paso del camino, en los últimos siglos la interacción entre los hombres ha disminuido cada vez más, hasta que ahora los hombres en general tienen un profundo sentimiento de soledad y una autoestima muy baja, llorando por el padre ausente. Los hombres en general juegan muchos juegos, defendiéndose a todo costo. Tienen fuerza física y poder físico para defender de muchas maneras que las mujeres no pueden. Hay muchos juegos en su psicología que deben ser revisados. Hay muchos problemas en la conciencia de masas en torno a la sexualidad, y en torno a las madres, que deben ser resueltos, permitir que se desarrolle una nueva conciencia dentro de esta energía masculina parece ser el camino.

las energías masculinas y femeninas han de combinarse dentro de cada ser humano de  forma dinámica ,al estar en equilibrio  genera que tanto hombres como mujeres sean personas más completas e íntegras, con la posibilidad de utilizar indistintamente cualquiera de estas características, según la situación. Obviamente es mejor que utilicemos más energía femenina con nuestros hijos o con la pareja y más energía de tipo masculino, en el trabajo por ejemplo.
Debido a las demandas de nuestras sociedades actuales, existen muchas mujeres que se han masculinizado y hombres que se han feminizado, lo cual está muy bien, siempre que no se llegue a los extremos, lo cual produce un desequilibrio.
Lograr integrar ambas, nos dota de la fuerza suficiente para conseguir nuestras metas con éxito. Por tanto, sin importar nuestro sexo, conviene que cada uno desarrolle tanto su parte masculina, como femenina, para sentirse equilibrado.
Permite entonces que tus energías masculina y femenina se complementen y se encuentren una con la otra. Conéctate con ellas, AMBAS POR IGUAL tienen un sentido y merecen ser reconocidas, alimentadas y vividas en equilibrio. Al final de este trabajo tienes algunos ejercicios que te pueden ser útiles.
La consecuencia última  de ello es tu crecimiento interior en todos los niveles y la grandiosa oportunidad que le das al ser de vivirse de forma completa, expandiendo tu conciencia.
La magia aparece cuando encuentras el balance de ambas, es ahí cuando ese sentido de unidad y equilibrio se manifiestan y el resultado es una vida armoniosa, de profunda paz interior, gozo y satisfacción. Dando origen a un nuevo ser
El equilibrio entre las dos energías,  permite realizar nuestro máximo potencial, Las energías masculinas y femeninas son los ladrillos de la creación y si ambas juegan juntas en paz y alegría producen belleza y satisfacción. Ninguna energía es mejor o superior, ambas son muy importantes, son iguales y complementarias a la vez. 


Algunas ideas claves:   
  • Hombres y mujeres tienen energías masculinas y femeninas, ambas.
  • Las energías masculinas y femeninas son las dos mayores energías arquetípicas, y desempeñan un papel de gran importancia en nuestras vidas.
  • Las energías masculinas y femeninas son la misma cosa en diferentes extremos de la polaridad.
  • Los hombres tienen más energía masculina, y las mujeres, más energía femenina. Sin embargo, esto no es lo que establece la verdadera diferencia entre hombres y mujeres.
    • Existen marcadas diferencias físicas, emocionales, biológicas, etc.
    • Las mentes de hombres y de mujeres funcionan de un modo completamente diferente.
    • Lo que los hombres y las mujeres buscan en la vida es completamente diferente. Dentro de la diferencia hay conformidad, pero también una necesidad de ser diferente.
  • Imaginar que la humanidad se volverá andrógina es algo imposible. No habría satisfacción para hombres ni mujeres.
  • Hay roles específicos para hombres y mujeres, y una vez que comencemos a cumplir los roles específicos cada vez más, habrá paz interior y una sensación diferente acerca de la vida, y una liberación de la soledad. (Soledad = conciencia de masa.)
  • Un gran problema de lo masculino y lo femenino es que esas energías constituyen alrededor de un 50% de la energía de cada ser humano.
·         La energía masculina da: protección, impulso, fuerza, etc.
·         La energía femenina da: protección, cuidado, generosidad, amor, etc.

  • Lo femenino es el ser, y lo masculino es la acción

Equilibrar la Energía Femenina y Masculina

Mientras el hombre y la mujer no tengan comunicación sincera y aprendan a conocerse, a descubrirse juntos, a respetarse, unificarse, y dejar de seguir los parámetros de lo ya conocido, no habrá relaciones armónicas.
Debemos empezar a hacer una gran transformación...hacer las paces con nuestro Universo interno, en el que entre muchas cosas tenemos que hacer las paces y Equilibrar la energía Femenina y la Masculina.
Solo cuando Armonicemos estas energías dentro de nosotros mismos podremos armonizarnos en el exterior entre hombres y mujeres y trasladar esa armonía a los hijos...hombres y mujeres del mañana que no vivirán en la separación como durante siglos ha sido...
Por un lado los hombres durante siglos fueron machistas denigrando a la mujer...por otro lado las mujeres se volvieron feministas manipulando al hombre emocionalmente y compitiendo con él...el feminismo es el otro extremo del machismo. Los extremos destruyen porque se alejan del equilibrio...Así que hombres y mujeres andan descompensados emocionalmente, viviendo en la separación, en la competitividad, sintiendo un gran vació en su interior, porque son hijos de la desarmonía de las energías.
Hasta que no aprendamos a encontrar el equilibrio, hasta que cada uno no sepamos cual es nuestro lugar y sepamos para que estamos aquí no habrá armonía. 


 Puesto que la energía tiende a complementarse, atraemos a nuestras vidas a las personas con la polaridad que nos falta. Por ejemplo, cuando una persona es demasiado responsable, atrae a su vida a personas que no lo son. Es decir, cada uno de nosotros atrae la energía que le está faltando. En el caso anterior, sería necesario recuperar la energía femenina de la creatividad y volver a “jugar” como un niño. El sacrificio por los demás, es insatisfactorio e innecesario, porque está dictado por la creencia de que hay personas que dependen de nosotros. Sin embargo, no hay personas desamparadas, aunque nuestra mente no lo entienda. Nuestra meta es la felicidad, ayudando cuando esté dentro de nuestro alcance y deseemos hacerlo, sin sacrificios. Es necesario que cada persona viva sus experiencias. El objetivo de atraer a personas o situaciones con la polaridad que nos falta es ayudarnos a tomar conciencia de nuestras carencias y encontrar el equilibrio.
      Cuando notes que tienes dificultad en algún aspecto de tu vida, pregúntate ¿qué energía te hace falta emplear? 
“Si hay un excedente de la energía masculina, la energía femenina se suprime y hay demasiado enfoque en la manifestación en el mundo externo y en ser reconocido y valorado por los demás. Están aislados de su energía del alma, el flujo viviente de los sentimientos y las emociones que constantemente trata de decirles qué es lo que ustedes necesitan y verdaderamente quieren. Si ustedes están demasiado identificados con la energía masculina, están atrapados en las expectaciones y demandas del mundo externo. Esencialmente, ustedes son conducidos por la inseguridad y tratan de manejar esa inseguridad forzándose a cumplir con los estándares que no son propios. No se sienten verdaderamente seguros y nutridos por su energía femenina y buscan establecer una sensación externa de seguridad siendo competitivos y controladores. Todo esto los hace muy dependientes de cómo piensan, sienten y actúan los demás. Desconectados de su guía interior original, ustedes adquieren un ego tenso y ansioso que constantemente necesita reconocimiento y quiere dominar todo el tiempo. Vive por una falsa imagen de poder que asfixia al alma.
Las personas que tienen una preponderancia hacia lo masculino tienen miedo de rendirse a la naturaleza amorfa, fluida de la energía femenina. En su sociedad, que en conjunto tiene un excedente de energía masculina, este miedo es patente por el hecho de que las personas están neuróticamente ocupadas todo el tiempo. Ellos difícilmente se toman tiempo para ellos mismos, pasándolo libremente sin un propósito. Todo parece tener que estar ordenado y planeado, con una eficiencia casi compulsiva. También, cuando anhelan algo y verdaderamente sienten que quisieran que suceda un cambio particular en sus vidas, quieren actuar sobre eso inmediatamente. A menudo ustedes no se toman el tiempo suficiente como para permitir que una idea o propósito crezca y evolucione y gradualmente salga a la luz en su realidad. Es como un proceso orgánico. La dinámica interna que se pone en movimiento una vez que ustedes establecen su intención de hacer o tener algo, está gobernada por un ritmo natural que ustedes no pueden forzar o controlar. Debido a una energía masculina dominante o desconectada ustedes se ven inclinados a pensar y a preocuparse demasiado. Sus pensamientos se elevan y caen como enloquecidos. Esto conduce a una inquietud general, a una sensación de vacío y a una falta de inspiración en su vida. Ustedes no están confiando realmente en su energía femenina. Ella parece querer dirigir en una dirección muy diferente a la suya. Sus emociones les dicen por ejemplo que dejen las cosas, que se tomen tiempo para ustedes mismos, y que se comuniquen más abiertamente con los demás. En un cierto punto, ustedes no van a ser capaces de seguir ignorando este llamado de su alma. Si ustedes tratan de vivir únicamente desde la energía masculina, ustedes se están dirigiendo a alguna clase de crisis, ya sea enfermedad o alguna otra aflicción. Esta crisis esencialmente será una oportunidad para encontrar un nuevo equilibrio entre lo masculino y lo femenino en su vida.
¿Qué sucede cuando la energía femenina se vale demasiado por sí misma y no se conecta suficientemente con lo masculino? Como opuesto a un ego tenso y dominante, esto conducirá a un ego débil y vacilante. Ser propenso a lo femenino significa que las cosas fácilmente son “demasiado” para ustedes. Están reaccionando a las energías de otras personas de un modo altamente sensible. Es difícil decir no y establecer límites claros alrededor de ustedes porque la energía masculina de establecer su propio espacio no parece estar disponible para ustedes. Incluso es difícil saber qué es lo que ustedes quieren ya que son fácilmente arrastrados hacia los estados de ánimos y deseos de los demás. Tener un excedente de energía femenina significa que son empáticos y que es fácil para ustedes entender lo que otras personas sienten. Ustedes también son capaces de ir profundamente dentro de sus propias emociones y estados de ánimo, pero se sienten realmente incapaces de expresarse emocionalmente y creativamente en el mundo. No tienen suficiente acceso a las energías masculinas de conciencia de uno mismo, sostenerse por ustedes mismos y sentirse centrado y enfocado. La energía femenina, la cual es naturalmente fluida y receptiva, necesita estar anclada a un “yo” bien definido. Esto es lo que la energía masculina le puede dar, si la parte femenina está dispuesta a confiar en él y a soltar su miedo a ser un “yo” separado con sus propias necesidades y límites claros. Esto es temido por la energía femenina en muchas personas, especialmente mujeres, porque a las mujeres se les enseña que es bueno ser sensible, dulce y sumisa (mientras que a los hombres se les enseña que es correcto ser firme y competitivo). Pero si ellas no desarrollan esa habilidad masculina de estar centrado dentro de su propio ser, su energía creativa será derrochada y fragmentada. Su energía del alma no será expresada adecuadamente y esto crea tristeza en el alma, causando melancolía y depresión.
Esta era pide un reequilibrio de las energías masculina y femenina. Es importante comprender que lo femenino en cierto sentido es básico o primario. No quiero decir esto en el sentido de “mejor” o “superior”. Lo femenino y lo masculino se relacionan uno con otro como está representado en el símbolo yin-yang: ambos son iguales y complementarios. Pero la energía femenina dentro de ustedes es el puente hacia su alma, su esencia sin forma. Al conectarse con su aspecto femenino, ustedes se abren a su inspiración más profunda y entran en contacto con su propósito de estar aquí.
Sólo imaginen que ustedes se están conectando ahora con su energía femenina. Imaginen que ella se asienta en su corazón. Sientan una energía suave, cálida en su corazón que es muy familiar para ustedes, muy cercana a quienes ustedes son. Sientan esa energía en su corazón y ahora imaginen que ella crea una abertura detrás de su corazón. Desde ahí ella se conecta con la luz, la luz de la Fuente, la luz de su alma. Tómense un momento para sentir esto. Tal vez ustedes estén viendo figuras como de ángel o guías, no importa qué es lo que ven. Ustedes sólo necesitan sentir la presencia de la ayuda amorosa, cósmica, la presencia del Hogar. Así es como ustedes canalizan su energía del alma. Tan sólo sientan la delicadeza y lucidez de esa energía. Entra a su corazón y ahora pueden notar cuán cerca nosotros realmente estamos de ustedes. Nosotros “desde el otro lado” somos parte de una realidad que pasa directamente por la suya. En realidad ustedes ahora mismo son parte de la otra realidad. Su ser más grande o superior está ahí ahora mientras se funde con ustedes en la Tierra.
Ahora imaginen que ustedes están llamando a la energía masculina dentro de ustedes. Le piden a esta energía que los ayude a arraigarse y a conectar totalmente su energía del corazón a la realidad de la Tierra. Sientan el poder de la energía masculina fluyendo dulcemente y fácilmente dentro de sus brazos y piernas. Crea claridad en su ser, conciencia de uno mismo y enfoque. Ustedes sienten cómo ancla su energía del corazón a su cuerpo y a la Tierra. La energía masculina les da la cualidad del coraje, el discernimiento y la estabilidad. Comprendan que su aspecto masculino ama conectarse de este modo con el aspecto femenino. Quiere servir a la energía femenina, permitirle a la energía del alma encarnarse en el tiempo, en el espacio y en la materia. Protegida y envuelta por la energía masculina, la energía femenina se siente segura y alegre. Sientan como el cielo y la Tierra se conecta dentro de ustedes.
Vayamos un poco más adelante en nuestro viaje interior. Ahora imaginen que están caminando por un hermoso bosque. El cielo es azul profundo. Es otoño y los árboles están comenzando a perder sus hojas. Sin embargo el sol aún se siente cálido sobre su piel. Ustedes disfrutan caminando ahí y después de un tiempo encuentran un lindo lugar donde sentarse por un momento. Tal vez haya un banco o un buen lugar debajo de un árbol. Se sientan y se quedan quietos. Respiran conscientemente y liberan cualquier tensión que sientan en su cuerpo. Sienten cómo la Tierra los transporta. Llegan a estar tranquilos y serenos por dentro. Luego escuchan en el aire el sonido de voces risueñas de niños. Esto los emociona y los hace sonreír. Ustedes notan que dos niños están caminando hacia ustedes. Son un niño y una niña. Y ellos caminan hacia ustedes con determinación, porque quieren darles algo a ustedes.
Ahora ellos están parados a su lado y sus rostros lucen felices y despreocupados. Luego la niña da un paso hacia adelante y les da algo. Puede ser alguna cosa pero no tiene que serlo. Ella también puede simplemente irradiar algo con su presencia o a través de sus ojos, recordándoles. ¿Qué les hace recordar ella? ¿Qué cualidad ella está vibrando mientras los mira a los ojos? Lo que ella les da a ustedes energéticamente es más importante que lo que ella les da físicamente. Absorban su energía y agradézcanle. Luego pídanle que se siente junto a ustedes en su lado izquierdo. Ahora ustedes se enfocan en el niño, quien también quiere darles algo. Ustedes lo miran y reciben su regalo. Puede ser un símbolo, un objeto o un sentimiento, o tal vez él simplemente los toca y ustedes saben. Ustedes sienten su mensaje y lo toman. Le agradecen y lo invitan a sentarse en su lado derecho.
Sientan cómo estos niños son parte de ustedes. Ellos siempre están a su lado para recordarles quiénes son. Sus singulares cualidades les pertenecen. Ahora tómenles las manos, sosténganlas en su falda, y dejen que cualquier cosa dentro de ustedes que se sienta vieja y gastada se disipe. Miedo, preocupación, melancolía, sólo imaginen cómo la Tierra se abre y lo saca de ustedes. Se vuelve neutral en su útero. Permitan que las energías nuevas y frescas de los niños entren en su campo de energía y recuperen su deleite por la vida y su sentido inocente de magia y de confianza. Cuando hayamos vuelto al presente en un momento, ustedes no tienen que dejar estos niños. Ellos son parte de ustedes y mantienen viva su inspiración original. Cada vez que ustedes se sientan tensos, inquietos o insatisfechos, pueden conectarse con estos niños. Ellos pueden hacerles saber cómo reequilibrarse. Cuando ustedes vayan a ese bosque nuevamente, o cualquier otro lugar que les guste, esta vez puede ser que vean sólo a la niña o sólo al niño queriendo dirigirse a ustedes. Confíen en cualquier cosa que les dé su imaginación. Tan sólo sosténganlo claro y juguetón. No se supone que esto sea un ejercicio serio. Es sólo un juego. Es un medio para conectarse por dentro con las poderosas energías esenciales de lo femenino y de lo masculino.
Todos ustedes están trabajando para crear un nuevo equilibrio entre estas dos energías, que se han vuelto tan alienadas y mal comprendidas en su sociedad. Cada vez que ustedes reconectan las dos y recrean ese equilibrio interno, ustedes irradian esto hacia los demás y ayudan a originar una conciencia más iluminada y más amorosa sobre la Tierra. Nosotros le agradecemos por esto. Los amamos profundamente”. (Pamela Kribbe)


 Además, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Para hacerse hombre, el hijo tiene que renunciar a la primera mujer de su vida, es decir, la madre y tomar la energía masculina de su padre biológico. Si el hijo se queda en la esfera de la madre, permanece como un adolescente, un “favorito” de las mujeres o un amante, pero no un hombre. Y, para hacerse mujer, la hija tiene que renunciar al primer hombre de su vida, es decir, al padre biológico y tomar la energía femenina de su madre biológica, de lo contrario no conseguirá más que ser una niña o amante de hombres ya comprometidos, pero no una mujer.
  • El hombre que toma a su padre biológico, es decir, que lo respeta y lo ama, resulta más atractivo a las mujeres y para una relación de pareja sana. Y la mujer que toma a su madre biológica y la energía femenina de las mujeres de su sistema familiar, son más atractivas para tener una relación de pareja sana con un hombre. La hija que está “aliada” con su padre y rechaza a su madre, se convierte en una rival de otras mujeres y caerá en “relaciones triángulo”. La solución es que cada miembro de la pareja esté en la esfera del progenitor del mismo sexo y así tendrán una relación más estable y satisfactoria con su pareja.
  • También, es importante para que la relación de pareja funcione, que el hombre “renueve” lo masculino con otros hombres y la mujer “renueve” lo femenino con otras mujeres. ¡La pareja no nos puede cubrir todas nuestras necesidades!
  • En ocasiones, el hombre no puede tomar la energía masculina porque existe una interrupción en el linaje paterno. Y, también, en ocasiones la mujer no puede tomar la energía femenina porque existe una interrupción en el linaje materno, la energía femenina se interrumpe.
  • El hombre con poca energía masculina, suele sentirse atraído por la mujer con mucha energía masculina. Y la mujer con poca energía femenina, suele sentirse atraído por el hombre con mucha energía femenina. De esta forma, cogen en su pareja lo que a ellos les falta.

En qué consisten o como se manifiestan estas energías

FEMENINA
la imaginación y la concepción de sueños. Es ella la que te muestra el camino de la comprensión y la compasión.Cuando permites que la energía femenina fluya y se manifieste, entonces ABRES un espacio a la receptividad, la creatividad, la sensibilidad y las emociones. Con ella aflora
la energía femenina tiene que ver con la capacidad de amar, la sensibilidad, la emocionalidad, los afectos, la intuición, la ternura, la comprensión, la generosidad, la colaboración, la capacidad de perdonar.



La energía femenina es:
  • la energía del hogar (de donde provenimos antes de encarnar), es la luz fluida, el ser puro
  • el aspecto interno de las cosas, ver más allá. ES INTUICIÓN.
  • Lo abarca todo, no individualiza, no tiene limites
  • la unidad. Percibir las cosas como un todo. Fuerza expansiva que estimula la unión de las partes aisladas.
  • Está relacionada con los sentimientos, con la inspiración y busca trascender los límites del yo para conectarse con los demás.
  • Receptiva
  • Él potencial
  • La fuente de Inspiración
  • Energía de sanación
  • Pasión
  • Es energía sexual
  • Es energía que comprende
  • Hemisferio cerebral derecho: recibe la información de forma analógica, concreta y atemporal.
  • Sensibilidad.
  • Alegría, placer y apreciación de la belleza.
  • Imaginación.
  • Atención centrada en las necesidades de los demás.
  • Comunicación con el objetivo de la propia relación y comunicación entre sí.
  • Receptividad y pasividad.
  • Acogedor, nutritivo.
  • Deja el control, para ponerse en manos de lo nuevo y desconocido, en manos de la vida.
  • Mundo de las emociones y la intuición.

La energía femenina tiene una inclinación natural a volcarse hacia el interior, hacia la dimensión interior de las cosas. Está relacionada con los sentimientos, la inspiración y con trascender los límites del “yo” para conectarse con los demás. La energía femenina es fluida y receptiva y cuando se combina con la energía masculina, conduce a la forma más elevada de creatividad
La energía femenina en cierto sentido es la energía de lo no manifestado, el reino del potencial. También es la fuente de verdadera inspiración –deseos genuinos que brotan de su alma. Su energía femenina es el puente hacia su alma.
La energía femenina tiene una inclinación natural a volcarse con los sentimientos, la inspiración y con trascender los límites del “yo” para conectarse con los demás. La energía femenina es Amor incondicional, es la Madre en todo su sentido, es germinar y nacer, es fluida y receptiva y cuando se combina con la energía masculina, conduce a la forma más elevada de creatividad. 

MASCULINA



Cuando permites que sea tu energía masculina la que fluya, logras que se desarrollen en ti la determinación, la decisión, la practicidad y el enfoque. Tu aspecto masculino es quien propone, provee, resuelve y actúa.

 La energía masculina tiene que ver con la racionalidad, la fuerza, el valor, la decisión, la capacidad de poner límites, la sexualidad, la perseverancia, el sentido de realidad, lo práctico, el poder personal, la toma de decisiones, etc
                        Energía Masculina:

  • Conocimiento racional, analítico.
  • Mente objetiva e intelectual.
  • Hemisferio cerebral izquierdo: procesa la información de modo lógico.
  • Atención dirigida hacia nosotros mismos.
  • Búsqueda de la individualización. Tiende a la separación.
  • Comunicación con el demás dirigida hacia un propósito.
  • Iniciativa y decisión.
  • Agresividad.
  • Acción con intencionalidad, autoridad, firmeza y disciplina. Normativo: sigue las normas. Orden sistemático.
  • Capacidad de materializar cosas concretas. Establece metas y tiene constancia para lograrlas.
  • Crea y potencia los aspectos materiales, tangibles y medibles de nuestro propio mundo.
  • Poder que impulsa nuestro desarrollo como individuos.
  • Creador de su propio mundo.
  • Es el aspecto que se enfoca exteriormente
  • Es la parte de Dios que hace una creación y toma forma
  • Es acción, lograr cosas, proyectos
  • Crea la individualidad
  • Nos separa de la totalidad para ponernos de pie solos y ser un individuo especifico
  • Es el “YO”
  • Es hacer realidad los sueños, llevarlos a cabo
  • Es protección

La energía masculina tiene que ver con el aspecto de manifestarse exteriormente en el mundo material, acción, dirección y concreción. La energía masculina está relacionada con el enfoque, el discernimiento y el poder de actuar. Les permite ocupar espacio, ser un “Yo” con límites bien definidos. 
La energía masculina le permite al alma entrar y experimentar esta realidad física específica. Ayuda al alma a expresarse creativamente en este reino particular de la Tierra.

EQUILIBRAR ENERGIAS 

Los hombres que se reconectan con su parte femenina y la abrazan, pueden entrar en el mundo de lo receptivo, de lo creativo, de lo sensible y lo sensual, se abren a su inspiración más profunda y entran en contacto con su propósito de estar aquí, conectándose con la luz, la luz de la Fuente, la luz de su Alma. 

La mujer muchas veces ha odiado ser mujer, y no se valora identificándose con los aspectos masculinos más que con los femeninos. Tiene que navegar en su Ser interno y abrazar la esencia de su naturaleza, sanar su parte masculina, unificarlas, armonizarlas y abrazar la totalidad para alcanzar la plenitud y reconectarse con la Luz para descubrir su grandeza.

Abrazando lo masculino y lo femenino en nuestro interior, llegamos al todo, donde no hay separación, donde la dualidad ya no existe. La incoherencia desaparecerá en éste despertar.
Las Energías Masculinas y Femeninas han caído juntas en una larga y dolorosa lucha. 
Ya es tiempo de cambio y ellas también se alzaran juntas, porque una no puede estar equilibrada sin la otra.
Un Sol Naciente se vislumbra en nuestro horizonte, la danza de la vida se está manifestando en éste Despertar.
Todos necesitamos tomar nuestra energía masculina y femenina, ya que todos las poseemos, independientemente de si somos hombre o mujer. Lograr tomar ambas, nos dota de la fuerza suficiente para conseguir nuestras metas con éxito. Por tanto, sin importar nuestro sexo, conviene que cada uno desarrolle tanto su parte masculina, como femenina, para sentirse equilibrado.


La energía masculina protege a cada ser.
La energía femenina nos devuelve al camino del AMOR y de la UNIDAD


Leer más