20 de diciembre de 2012

QUÉ SON LAS POLARIDADES









¿Alguna vez conociste a alguien que se victimice y bajo ciertas presiones se enoja extremadamente? ¿Te ha pasado de conocer a alguien extremadamente insensible, aunque cuando se sensibiliza lo hace de una forma hasta exagerada?



Al ser humano se le hace muy fácil catalogar lo bueno y lo malo. Otras etiqueta como triste-alegre, inteligente – tonto, exitoso-fracasado, divertido – aburrido, conducen a lo que se conoce con el nombre de polarización. A raíz del uso del lenguaje solemos catalogar a las personas y a nosotros mismos bajo palabras que están en los extremos. El uso del lenguaje, no hace más que confirmar lo que pasa dentro de nosotros.



Normalmente nos topamos con alguien y utilizamos algunos de estos términos, como por ejemplo: es divertido, es gracioso, es motivador, o por el contrario, es aburrido, tiene poca onda, es un depresivo.

 Esta división de lo blanco y lo negro, evitando los grises, es un problema no solo del ambiente laboral, sino que se da en las relaciones, tanto de familia, amigos y de trabajo.

Decimos que las personas tenemos aspectos nuestro que conocemos. Por ejemplo, soy perfeccionista. Lo conozco yo, y seguramente lo conocen los demás. En este ejemplo, se dice que el perfeccionismo está en luz.



La contracara del perfeccionismo depende de cada persona: puede ser el conformista, el vago, el dejado, etc. Esta polaridad vive dentro de nosotros, pero no la reconocemos. Entonces se dice que está en sombra.



Siempre, si dentro de mí hay un perfeccionista, un gracioso, un insensible o extrovertido habita en mi sombra, la polaridad o el opuesto de cada uno de ellos. Generalmente son partes nuestras que rechazamos. Las pateamos hacia el fondo, porque no las queremos tener cerca.



Luego cuando nos encontramos con alguien que tiene alguna de estas características que tenemos en sombra, suele provocarnos desagrado. Esto es lógico, ¿por qué razón querría tener cerca a alguien que tiene un aspecto mío que yo rechazo?



No todo es tan fácil, las polaridades aparecen. Quien se victimiza, en ocasiones se polariza siendo acusador. Quien quiere ser perfeccionista, se polariza luchando por ser un poco más flexible, aquel que es gracioso, tratará de ser alguna veces serio. Las polaridades generalmente aparecen en situaciones emocionales intensas.



Desde el concepto gestáltico, se trata de unir estos átomos que se repelen, para que formen una molécula. De esta forma puedo ser gracioso cuando lo deseo, y serio cuando sea necesario. Perfeccionista cuando lo necesite, y vago cuando requiere relajarme o descansar. La persona que tiene estas partes integradas ni siquiera tiene que preguntárselo. Simplemente actúa según el contexto y la necesidad.



Desde la Programación Neurolingüística, esto se realiza con una integración de partes. Desde la Gestalt posiblemente con una silla vacía. Desde el análisis transaccional, descubriendo si actúa mi niño, mi adulto o el padre crítico. Todas las disciplinas, en fin, conducen a lo mismo.



Cuando una persona descubre sus polaridades, se dice que ya ha realizado el primer paso para que estos átomos comiencen a dejar de repelerse.



Otros ejemplos, sobretodo en la pareja y en la familia, pueden ser:



Demandante – Demandado

Sensible – Insensible

Superado – Enojado

Víctima – Acusador

Celoso – Superado



Ahora mismo podés comenzar a indagar sobre tus polaridades:



Haz el siguiente ejercicio que no te llevará más de 5 minutos:



Escribe en una hoja todo lo que tú NO eres. Vamos, solo te llevará 3 minutos y descubrirás muchas cosas tuyas.



Una vez que termines el listado, busca el opuesto. Por ejemplo, si escribiste que no eras agresivo, busca el opuesto a ser agresivo, por ejemplo, pacífico.



Revisa los opuestos, y trata de descubrir si alguno de esos se relaciona con vos. Si alguna vez actuaste así, o has querido ser así, o por el contrario, no te gusta la gente que es así. Alguno de esos opuestos puedes pasarlos por alto porque no representan nada. Pero piensa lo siguiente:



¿Cómo puedes definirte por lo que no eres? La única forma de hacerlo es suponiendo que eres lo contrario.



Espero que haya sido de utilidad. Me explayaré al respecto en las próximas notas.





Ing. Axel Persello