14 de agosto de 2013

Cómo lograr un amor sano


Hay muchas personas que viven como lógico sufrir por amor , especialmente cuando esté está presente. Para tener un amor sano , que nos potencie en vez de limitarnos el amor no basta. Se rompe con esto el mito del amor romántico que nos persigue hace siglos causando más de un desenlace poco fortuito.
Una relación sana será aquella que nos conduce al bienestar, experimentar, el crecimiento y la realización y como no expandirá nuestra creencia. Es este un amor que grita tanto dentro como fuera "Te amor porque me amo con consciencia" en vez del ya manido lema romántico " Sin ti me muero " o Hazme Feliz si me quieres"
Un buen amor , un amor sano sólo es posible cuando ambos han avanzado emocionalmente, trabajan en sí mismo para conocerse, se responsabilizan de sus sombras y han logrado en un plano más transpersonal ser felices sin objeto , es entonces cuando todo el amor que yo ya tengo te lo doy y tú todo el amor que has cultivado en ti me lo das, apoyándonos mutuamente en este baile que es la vida. Un apoyo que poco sabe de robar espacios porque ni el ciprés ni el roble crecen a la sombra el uno del otro .
En este sentido yendo más allá de la afirmación Fritz Perls , nivel que habrá que trabajar para obtener autonomía y un ego sano , conviene empapar de los transpersonal ese encuentro donde el otro no es más que una parte de mi experimentándose ahí afuera o tal vez el total de mí mismo...:

 
En este sentido la contraoración de Thich Nhat Hanh da un paso más en esto de las complejas relaciones personales para convertirlas en relaciones más transpersonales donde dos seres aprenden y expanden su conciencia arropados por un sentido de unidad :

Oración Gestalt

 
Tú eres yo y yo soy tú

¿No es evidente que ambos inter-somos?
Tú cultivas la flor que hay en ti
Para que yo sea hermoso.
Yo transformo la basura que hay en mí
Para que no tengas que sufrir
Yo te apoyo
Y tú me apoyas
Yo estoy e este mundo para ofrecerte paz;
Tú estás en este mundo para darme alegría.

Contraoración de Thich Nhat Hanh:


Tú eres yo y yo soy tú
¿No es evidente que ambos inter-somos?
Tú cultivas la flor que hay en ti
Para que yo sea hermoso.
Yo transformo la basura que hay en mí
Para que no tengas que sufrir
Yo te apoyo
Y tú me apoyas
Yo estoy e este mundo para ofrecerte paz;
Tú estás en este mundo para darme alegría.


 
Conviene pues tener los deberes del crecimiento personal y la expansión de la conciencia antes de aventurarse a vivir eso llamado Amor pequeño ... de no ser así se quedará en eso mismo en pequeño y estará condenado una y otra vez a repetir la misma historia con distintos personajes hasta que caigamos en la cuenta de que realmente es uno el que ha de revisarse .

Una vida examinada es una vida que no merece ser vivida
Sócrates

Me encantan los cuentos de sabiduría milenaria... cuánta verdad esconden ¡¡
Aquí os dejo uno que nos invita a reflexionar sobre nuestra necesidad de querer cambiar al otro ... realmente el otro es nuestro espejo y vemos lo que somos :
 

Un campesino chino se fue a la ciudad para vender la cosecha de arroz y su mujer le pidió que no se olvidase de traerle un peine.
Después de vender su arroz en la ciudad, el campesino se reunió con unos compañeros, y bebieron y lo celebraron largamente. Después, un poco confuso, en el momento de regresar, se acordó de que su mujer le había pedido algo, pero ¿qué era? No lo podía recordar. Entonces compró en una tienda para mujeres lo primero que le llamó la atención: un espejo. Y regresó al pueblo.
Entregó el regalo a su mujer y se marchó a trabajar sus campos. La mujer se miró en el espejo y comenzó a llorar desconsoladamente. La madre le preguntó la razón de aquellas lágrimas.
La mujer le dio el espejo y le dijo:
-Mi marido ha traído a otra mujer, joven y hermosa.
La madre cogió el espejo, lo miró y le dijo a su hija:
-No tienes de qué preocuparte, es una vieja.

Soraya Founty
Psicóloga y Terapeuta Transpersonal e Integral
www.mundotranspersonal.com