10 de agosto de 2013

“Sentir antes de comprender”.Los espejos




 
Jean Cocteau
 
Novelista, dramaturgo, poeta, ensayista y cineasta francés, nació en Maisons-Laffitte en 1889; fue una de las figuras destacadas de la vanguardia en las primeras décadas del siglo XX. Comenzó a escribir en 1908 y fue consagrado como adolescente prodigio. En 1916 conoció a Picasso y frecuentó a pintores y escritores de vanguardia, en 1917, los Ballets Rusos ofrecieron la primera representación de Parade, ballet realizado por Cocteau, Satie y Picasso que provocó escándalo. En 1919 conoció a R. Radiguet, encuentro que lo llevó a escribir Tratado de arte poética (1922). A partir de 1921, comenzó un período muy fecundo. La muerte de Radiguet lo sumió en la depresión y le hizo refugiarse en el opio y el catolicismo.

En 1926, compuso Stravinski el texto de Edipo rey y publicó su Carta a Jacques Maritain, que marcó la ruptura con todo dogma religioso. En Opio (1930) describió la lucha por liberarse de la droga.
En 1930 rodó su primera película. Trabajó en la composición de guiones cinematográficos, entre los cuales cabe destacar La bella y la bestia (1945). En sus últimos años se dedicó también a la actividad pictórica, realizando la decoración de diversas iglesias en la Costa Azul. Murió en Milly-la-Forêt en 1963.

María Silva.- Dime algo ¿cuándo te dedicas a la práctica de varios tipos de conocimientos, es posible entender todo lo que sucede en el mundo?
Jean Cocteau.- Hay tres cosas que jamás he podido comprender: el flujo y reflujo de las mareas, el mecanismo social y la lógica femenina.

María Silva.- ¿De dónde proviene el interés por tantas artes a la vez?
Jean Cocteau.- El genio en el arte consiste en saber hasta dónde podemos caminar demasiado lejos.

María Silva.- ¿Tú crees que las personas realmente aparentan lo que son, tú realmente eres como te ves a ti mismo?
Jean Cocteau.- Los espejos, antes de darnos la imagen que reproducen, deberían reflexionar un poco.

María Silva.- ¿De qué manera podemos reconocer nuestra esencia?
Jean Cocteau.- Lo que los demás rechazan de ti, cultívalo. Eso eres tú.

María Silva.-  En tu papel como poeta, ¿qué significado de las a la poesía?
Jean Cocteau.- El poeta es un mentiroso que siempre dice la verdad. Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.

María Silva.- ¿Qué importancia tuvo Picasso en tu vida?
Jean Cocteau.- A Picasso, hasta los que le detestan, le soportan, porque nunca usa el talento. Sólo usa el genio. Sus obras nunca son pensamientos. Son actos.

María Silva.- Cuando la depresión te llevó a las drogas ¿cómo te fue posible escapar de sus redes?
Jean Cocteau.- En última instancia, todo tiene arreglo, menos la dificultad de creer que no lo tiene. Plantearse los menos problemas posibles es la única manera de resolverlos.

María Silva.- ¿Qué tan difícil fue superar tu adicción?
Jean Cocteau.- Formarse no es nada fácil, pero reformarse lo es menos aún.

María Silva.- ¿Y lograste recuperar la felicidad después de esta etapa?
Jean Cocteau.- Es muy difícil hacer bella la felicidad. Una felicidad que sólo es ausencia de desdicha es cosa fea.
María Silva.- ¿Al haber tenido un pasado complicado, piensas en el futuro como una segunda oportunidad?
Jean Cocteau.- El futuro no pertenece a nadie. No hay precursores, no existen más que rezagados.

Fuente: biografiasyvidas.com,