7 de septiembre de 2013

LA ELECCIÓN DE PAREJA, REGLA SANA-REGLA NEURÓTICA



Marianne Costa nos enseña que en la elección de pareja se puede activar dos reglas:

-La regla neurótica: “Lo que me hicieron, lo hago” o “lo que me hicieron, me lo hago”. Esto constituye un abuso hacia esa pareja. Existe la ilusión de que esa pareja solucionará nuestros conflictos del pasado.

- La regla sana: “Lo que no me dieron, me lo doy” y “lo que no me dieron, lo doy” Recoredemos que la única pareja posible no es una simbiosis, sino la colaboración de dos conciencias libres.

Hay que convencerse de que no se puede reparar el pasado, hay que formar vínculos totalmente nuevos.
Imaginemos el tronco de un árbol. En él se observa la herida causada por el corte de una rama. ¡Nunca va a crecer en el lugar mismo de esa herida ninguna nueva rama! Las ramas nuevas nacerán y crecerán en otro lugar de ese tronco.
Finalidad: Una relación de pareja libre de neurosis y libre de abusos.

¿Podemos testear el amor de una pareja? Suponemos que es algo muy complejo como para reducirlo a unas simples cuestiones, sin embargo, sí podemos hacer un acercamiento a la verdad de una relación de pareja:
¿Hacia que polo se inclina tu relación de pareja?

- AMOR ———— --------------AMOR +

AÑORANZA…………………………….ILUSIÓN
INVASIÓN…………………………………RESPETO
SOLEDAD……………………………..COMPAÑÍA
CELOS………………………………….. CONFIANZA
DEPENDENCIA………………….. INDEPENDENCIA
DESTRUCCIÓN…………………… CONSTRUCCIÓN
POSESIÓN ………………………………….LIBERTAD
COMPETENCIA ……………………….COLABORACIÓN
SUFRIMIENTO……………………………….. ALEGRÍA
ABURRIMIENTO ……………………………DIVERSIÓN


En palabras de Alejandro Jodorowsky: “la relación amorosa no tiene como finalidad una visión común, sino una creación común” Es el “lugar” donde deberían de compartirse visiones diferentes.

Tipos de conflictos que se dan en las parejas:

CONFLICTOS CORPORALES: La lucha por existir
CONFLICTOS LIBIDINALES: La lucha por la identidad sexual
CONFLICTOS EMOCIONALES: La lucha por la satisfacción
CONFLICTOS INTELECTUALES:La lucha por el poder.

Más sobre la pareja:

Una relación sana no se construye sobre deseos de posesión. La mujer no pertenece al hombre, ni el hombre pertenece a la mujer. Ambos se unen en el amor y colaboran juntos en una obra, material o espiritual.
En el amor, tan pronto como el otro no nos satisface, tampoco nosotros le satisfacemos.
La mejor manera de saber si ella nos ama es preguntarnos a nosotros mismos si la amamos.
¿Impedimos a quienes amamos ponerse a nuestro nivel?
Hay parejas en las que uno de los dos miembros impide al otro cambiar para no hacerlo él mismo.
Ciertas pérdidas, ciertos rechazos, son oportunidades benditas.

Alejandro Jodorowsky, en “Cabaret Místico”