4 de diciembre de 2013

6 motivos científicos por lo que es buena la gratitud





La vida está llena de experiencias, unas positivas otras no tanto. Sin embargo, el aprender de ellas con una aptitud de agradecimiento por la lección adquirida podría ser una fuente de salud.

De acuerdo con el experto en neurociencia Alex Korb, de Psychology Today, agradecer no es compararse con otros que están en una situación más difícil, sino que requiere apreciar los aspectos positivos de la situación que tienes actualmente.

¡Gracias!


La gratitud no sólo es una emoción que te permite sentirte bien contigo mismo, sino que te  ofrece la capacidad para poder vivir de una manera más plena y saludable.

Por ello, con información del Huffington Post te proporcionamos 6 cosas, de acuerdo a la ciencia, por las que debes sentirte agradecido más frecuentemente.

1. Bueno para tu salud mental. Un estudio presentado en la Asociación Psicológica Americana,  descubrió que los adolescentes  que están agradecidos tienen un mejor comportamiento en la escuela y más esperanzas, a diferencia de los menos agradecidos.

2. Aumenta tu bienestar. Estar consciente de todas las cosas que tienes que agradecer puede incrementar tu bienestar, así  lo señala una investigación publicada en la Journal of Personality and Social Psychology. Esto se debe a que se tiene una visión más positiva y enocasiones más objetiva sobre un problema determinado.

3. Mejora tu rendimiento intelectual. De acuerdo a un estudio del Journal Happiness Studies,  los estudiantes que tienen los promedios más altos, así como una mayor integración social son los que sienten gratitud.

4. Te ayuda a dormir mejor. Escribir por lo que estás agradecido mientras concilias el sueño puede ayudarte a dormir mejor, ya que te libera de pensamientos negativos o inquietantes. La investigación publicada en Applied Psychology sugiere que sea 15 minutos antes de acostarte, esto para un mayor efecto.

5. Tienes más amigos, por tu eres uno mejor. La gratitud impulsa el comportamiento pro-social y el ayudar a otras personas si tienen algún problema, a ser su apoyo así lo demuestra un análisis realizado por el Diario de Personalidad y Psicología Social.

6. Cuida tu corazón. La gratitud y las emociones positivas están vinculadas con cambios en la variabilidad del ritmo cardiaco, lo que puede ser utilizado en el tratamiento de la hipertensión, así lo indica el American Journal of Cardiology.

Sentir gratitud puede mejorar tu  salud, pero no sólo por fuera sino desde a  dentro. Recuerda que la vida es una, cada momento es único y en cada experiencia hay un nuevo conocimiento  que adquirir.

Fuente: http://bienestar.salud180.com