13 de mayo de 2014

Lo que rechazo de los demás es lo que rechazo de mi mism@(EJERCICIO)


Ejercicio de la sombra....para desarrollar empatía y compasión



El objetivo de este ejercicio es ayudarlo a ponerse en los zapatos de otro. Desarrollar empatía y compasión forma parte del trabajo espiritual más elevado que podemos hacer para sostener la Visión Global.

Paso A

Tómese un momento para escribir los nombres de tres o cuatro personas que no le agraden o con las que no esté de acuerdo. Además de los nombres, escriba las cosas con las que no coincide o que no le gustan. Por ejemplo, Carlos, padre solo y empresario, escribió que no quiere:

1. A mi cuñado, Jorge. Porque siempre hace notar que le va muy bien en su negocio debido a todas las nuevas tecnologías que está usando. Piensa que yo debería actualizarme.

2. A los políticos. Porque son falsos. No se puede confiar en ellos. No hacen nada.

3. Los izquierdistas recalcitrantes. Porque no son realistas.

Paso B

Ahora vuelva atrás y describa a cada una de las personas como si pudiera ver su propósito mas elevado. Use la imaginación para conjeturar que propósito positivo, más profundo, se halla detrás de las características externas que usted ve y juzga. Carlos escribió:

1. Jorge parece interesarse mucho en el efecto de la tecnología en el siglo XXI. Es un tipo que quiere llegar. Tal vez en otra vida no tuvo muchas oportunidades de usar sus capacidades. A Jorge le gusta decir a los demás lo que sabe. Es un maestro nato.

2. Los políticos son personas que tienen un ideal que, al principio, creen poder alcanzar. Son perseverantes. Corren el riesgo de ser demolidos por la crítica de todos. Están aprendiendo a adaptarse a condiciones que cambian constantemente, para descubrir el uso correcto del poder y el servicio.

3. Los izquierdistas recalcitrantes son gente que quieren ayudar a los demás. Tienen principios muy sólidos sobre lo bueno y lo malo. Pasan tiempo de sus vidas tratando de modificar cosas en las aéreas que les interesan especialmente. Tal vez sufrieron en otras vidas, y están condenados a tratar de hacer algún bien a los demás en esta vida.

En el paso B usted se aparta de la forma normal en que percibe a los demás y hace conjeturas respecto de la intención original de lo que estas personas querían realizar. Tomando otra posición, buscando una razón positiva por la cual las personas son como son, tiene la oportunidad de ser una persona más grande. Contar con más de una percepción de alguien nos permite tener una interacción más creativa con esa persona.

Paso C

Ahora volvamos a lo que escribió en el Paso A. Tache el nombre de una de las personas que no le gustan e inserte su propio nombre. Ahora describa algo que usted hace que sea similar a lo que no le gusta en esa persona. Observe como se siente al leer la frase en voz alta. Carlos leyó en voz alta: Como hace Jorge, a veces hago notar cosas a los demás. Como cuando le dije a mi ex mujer: Te dije que tendrías que haberte ocupado de la prima del seguro, y ahora venció. Dijo que sintió una pequeña serenidad en la zona del corazón al darse cuenta de que a veces podía ser como Jorge.

Que paso con los sentimientos de Carlos sobre los políticos? En el primer paso, escribió que no le gustaban porque eran falsos, que no se podía confiar en ellos y que nunca hacían nada. Mirándose a sí mismo, ahora escribió: A veces, siento que yo también soy un poco falso. Como el otro día, cuando vino Luis y le dije cuanto me alegraba verlo. En realidad, ese tipo no me gusta y sin embargo es cliente mío, así que no quiero ofenderlo. Yo tampoco he mantenido siempre mis promesas. Como aquella vez que le dije a Bárbara que había pedido los materiales nuevos, porque no quería que supiera que me había olvidado. Carlos empezó a recordar incluso que su padre siempre criticaba a los políticos de la misma manera. Cuando Carlos era adolescente, había querido postularse para presidente del centro de estudiantes, pero su padre pensó que le quitaría mucho tiempo de su trabajo extraescolar. Igual que los políticos a los que detestaba porque no cumplían sus objetivos, Carlos sintió: Ojala hubiera hecho más en mi actividad hasta ahora.

Al examinar sus sentimientos sobre los izquierdistas, escribió: Yo, Carlos, no siempre he sido realista. Y nadie ayudo a nuestra familia cuando éramos pobres, de modo que, por que habría de preocuparme por quienes no quieren trabajar, cuando yo apenas puedo mantener mi empresa en funcionamiento? Carlos estaba dispuesto a establecer algunas conexiones entre él y las proyecciones que ponía en la gente que no le gustaba o con la que no coincidía. Todavía le costaba aceptar que tenía una gran necesidad de salir (como los izquierdistas recalcitrantes) a ayudar a los que eran menos afortunados que el. Seguía convencido de que los izquierdistas se engañaban respecto del mundo real.

En este ejercicio, vemos que el desagrado que Carlos siente por Jorge, los políticos y los izquierdistas reflejaba alguna parte de su propia sombra negada. Cuando empezamos a recuperar o reconocernos en las cosas que juzgamos malas, empezamos a abrirnos a la totalidad de nuestra alma. Cuanta más energía enviamos para mante­ner nuestras cualidades negativas en la sombra, menos energía tenemos para crear a partir de nuestro yo integral.

Por ejemplo, a Carlos empezaran a ocurrirle milagros cuando: 1) libere los resentimientos que guarda respecto de su pobreza inicial; 2) reconozca que su deseo de realizar algo más en su actividad es la voz de su Visión del Nacimiento; y 3) se permita servir a una causa humanitaria que sea más grande que el. No solo contribuira en gran medida a sostener la Visión Global, sino que podría sentirse más vivo y gozar de más diversión, aventura y gratificaciones.


Libro: En busca de la luz interior de James Redfield & Carol Adrienne