19 de julio de 2014

La verdadera riqueza habita en tu interior : cuando sufrir ya no es una opción




¿Cuántas veces a los largo de tu vida has estado a a merced de lo que ocurría fuera? c¿uántas veces has despertado dispuest@ a cumplir con ese objetivo de paz interior que predicaban en el libro de autoayuda o espiritualidad que estabas leyéndote ?... cómo yo ,no serán pocas las veces que sencillamente fracasaste y al dolor o malestar que tú creías que venía de afuera se sumaba el enfado y frustración por no cumplir tan noble propósito .

Tal vez aún te cueste reconocer que la paz no proviene de fuera , que no puedes esperar que los problemas se solucionen para sentirte feliz o en paz ... tampoco es buena idea esperar que sea otra persona... esa que tú llamas tu media naranja o mitad,sea la que de un plumazo vaya a borrar todo ese sufrimiento y soledad que llevas acumulando dentro de ti durante años.

Tal vez no sea ningún secreto para ti que la felicidad habita en tu interior pero quizás aún sigas preguntándote cómo puede ser eso posible , cómo puedes lograrlo ... ¿acaso es algo que uno pueda sentir sin más? .

Yo siempre lo digo , porque así lo he descubierto en mí , es tan sencillo que resulta complicado.
La clave es recuperar tu poder interior ,responsabilizarte de lo que sientes una y otra vez ...a medida que lo hagas irás ganando en lucidez y todas las respuestas que necesites vendrán a ti : Zas ¡como por arte de magia ahí están listas para ser comprendidas ...
Sí ,por arte de magia ; cuando eramos niños todo era ilusión,magia descubrimiento, aventura . No te planteabas para nada porque el protagonista de tu cuento o dibujo animado favorito podía volar, sólo disfrutabas , contemplabas e incluso si podías imitabas. Se te pidea ahora un acto de confianza profunda , porque ahora que eres adulto no paras de catalogarlo todo dentro de tus restringidos esquemas mentales y tus ideas de cómo deben ser las cosas para que tú no tengas que sufrir .

Tu vida , si observas bien, se ha convertido en una búsqueda neurótica de cómo evitar el sufrimiento , el dolor etc.. NO tienes más que mirar en las bibliotecas, librerías incluso en tu propia casa lo plagadas de libros de autoayuda que te enseñan cómo no sufrir .

Ahí radica el error, en creer que algo externo , profesional , libro o lo que sea va a evitar por el poder de adquirirlo , usarlo o consultarlo  tu sufrimiento .

Te doy una noticia , tal vez ni te agrade ,pero no vas a poder dejar de sentir dolor y tal vez si decides permanecer dormido tampoco el sufrimiento .

El único modo de salir del sufrimiento de la mente es conocer la mente que genera ese sufrimiento , responsabilizarte de lo que ocurre en ella y dejar de culpar a todo lo que ocurre fuera,personas hechos o ideas... El camino es la autoconciencia de uno mismo y que mejor que mirar fuera para saber que pasa dentro de mi .
"Un mendigo había estado sentado a la orilla de un camino durante más de 30 años. Un día pasó por allí un extraño. “¿Tienes algunas monedas?”, murmuró el mendigo, estirando mecánicamente el brazo con su vieja gorra. “No tengo nada que darte”, respondió el extraño. Y luego preguntó, “¿Qué es eso sobre lo que estás sentado?”. “Nada”, replicó el mendigo, “sólo una caja vieja. He estado sentado sobre ella desde que tengo memoria”. “¿Alguna vez has mirado en su interior?”, preguntó el extraño. “No”, respondió el mendigo, “¿Para qué? No hay nada adentro”. “Echa una ojeada”, insistió el extraño. El mendigo logró entreabrir la tapa. Para su asombro, incredulidad y euforia, descubrió que la caja estaba llena de oro.
Yo soy ese extraño que no tiene nada para darte y que te dice que mires en tu interior. No dentro de alguna caja -como en la parábola- sino en un lugar aún más cercano: dentro de ti mismo.

“Pero no soy un mendigo”, te puedo oír decir.

Aquellos que no han descubierto su verdadera riqueza -la brillante joya del Ser y la profunda e inalterable paz que se encuentra en ese lugar-, son mendigos, aún cuando tengan gran riqueza material. Buscan externamente desechos de placer o plenitud -para la validación, la seguridad o el amor-, mientras en su interior tienen un tesoro que no sólo incluye todas esas cosas, sino que es infinitamente más grande que cualquier cosa que el mundo pueda ofrecer.


Un abrazo hondo 

Soraya Founty 
www.mundotranspersonal.com