1 de agosto de 2014

Dos formas simples de lograr relajarse




RELAX DE LAS SEMILLAS

EL ejercicio es curioso pero cierto. Lleva siempre contigo una bolsita con semillas de anís, hojas de romero, menta, salvia u otras semillas de tu gusto. Cuándo estés tenso o desees un buen relax, toma unas semillas y las masticas muy bien e inhalas el aroma de tu propio aliento. Esto relaja con muchísimo éxito. Tiene la particularidad también de combatir el mal aliento.




RELAX DE LA LENGUA


(Con la punta de la lengua toca y traza círculos en el paladar.) 
 
 1. se harán en sentido horario unas 10 vueltas. 
2. se harán en sentido antihorario otras 10 vueltas. 
Los círculos serán suaves y lentos. Así misma será la respiración.