28 de febrero de 2016

Trucos para relajarnos rápidamente




Siempre seré partidaría de vivir las emociones porque sé que es el camino a sanarlas pero no siempre podemos hacerlo y hemos de buscar un momento más adecuado para ello mientrás estos trucos nos pueden servir para afrontar la realidad mientras buscamos ese momento de encuentro con nosotros mismos .

Estos son algunos truquillos rápidos para relajarse, que no requieren de práctica. No son tan completos y eficaces como una relajación progresiva, pero pueden ayudar.


-Desayunar avena (tiene propiedades relajantes). Se puede acompañar con fruta del tiempo y frutos secos.

-Mover los labios curvándolos hacia arriba. Sí, eso. Sonreír. Ese gesto que puede parecer intrascendente transmite al cerebro un mensaje similar a: “Todo va bien.”

-Antes de dormir, meter los pies en agua calentita durante cinco minutos.

-Dejar de hacer varias cosas a la vez. ¿Qué es eso de planchar mientras se habla por teléfono y se vigila la comida de la cocina? De acuerdo. A veces no hay más
 remedio, pero hay que tratar de que sean pocas veces.

-Respirar bien (inhalar-exhalar). Cuando se está apresurado o tenso, se retiene más el aire sin que uno se de cuenta. Eso mismo produce malestar.

-Agarrar el dedo pulgar de una mano de tal forma que quede envuelto por la otra mano. Duración: de tres a cinco minutos. Después, cambiar de mano. Esta postura calma la ansiedad.

-El viaje mental. Toma unos minutos para visualizarte a ti mismo sonriendo, tranquilo y cómodo en un entorno agradable.