17 de agosto de 2016

EL RATÓN Y LA RANA . IDENTIFICARSE CON LO QUE NO SOMOS.



Un ratón que se paseaba a lo largo de un arroyo se hizo amigo de una rana.
Se reunían ambos, todos los días, a una hora fija, en el lugar de su primer encuentro con el fin de contarse historias y divertirse.
Un día, el ratón dijo a la rana:
"¡Oh, tú, el más noble de los animales! Desde hace mucho tiempo, deseo confiarte un secreto. Vienes del agua y a ella vuelves. Y yo, cuando te llamo desde la orilla del arroyo, no obtengo respuesta porque tú no me oyes. Mi corazón no se satisface con nuestros encuentros diarios. Me siento extraviado cuando no veo tu rostro. Para mí, eres la luz del día y la paz de la noche. Mi corazón desea estar contigo en todo instante. Pero tú ignoras todo de mi estado.
¡Oh, hermana mía! Yo vengo de la tierra y tú vienes del agua. Me es imposible
sumergirme en el agua. Es preciso que encontremos un medio para que te
lleguen mis llamadas."

Y propuso esta solución:

"Vamos a tomar un hilo muy largo y cada uno de nosotros atará una de sus
patas a uno de sus extremos. Así, cuando quiera verte, me bastará con tirar del
hilo."

Esta solución no gustó mucho a la rana y se negó.
Si la rana del alma está atada al ratón del cuerpo, es importunada sin cesar por este último, que tira del hilo.
El ratón insistió tanto que la rana acabó por ceder. Se ataron, pues, por medio de un largo hilo y, cada vez que el ratón tiraba de él, la rana subía del fondo del agua para conversar con su amigo. Ahora bien, un día, un enorme cuervo atrapó al ratón y alzó el vuelo. Arrastró al ratón y a la rana tras él, el ratón en su pico y la rana al extremo del hilo. La gente que vio este espectáculo dijo:

"¡Qué cosa tan asombrosa! Una rana, criatura acuática, cazada por un
cuervo!"
La rana, por su parte, se decía:

"¡Quien se hace amigo de una criatura que no es de su clase merece
ciertamente el castigo que yo sufro!

 Cuán acertado este cuento de Rumi ... vivimos identificados con las formas creyéndonos ratón...cuando en realidad quien ha venido a pasearse por esta vida es nuestra alma ( la rana). Ella es feliz contemplando la vida tal y como es ,,, no tiene necesidades mundanas y no necesita de otros para ser y vivirse en la experiencia humana.
Y este muchos de nosotros ni sabemos que vivimos encerrados en la cárcel de nuestra mente a merced de los vaivenes de los caprichos y miedos de esta. 

Aquello que anhelamos jamás podrá venir de la mente .. esa confianza que necesitamos está más allá de ella .
Hipotecamos nuestra alma a nuestro pensamiento atraves de un filo hilo invisible , nos vendemos por necesidades que nii siquiera son reales y acabamos sufriendo como consecuencia de ello.

Liberar ese alma es nuestra gran misión... detectar como ha sido atada para ir desanudando es un regalo para valientes.

Ahora sería conveniente que te plantearas estas cuestiones y si lo deseas me las remitas:

smkgab@gmail.com


Antes *
1)  ¿Que te dice el título de ésta fábula?
2) ¿ Crees que son amigos el ratón y la rana?

Durante*
1) ¿ Porqué crees que la rana ató su pata con la del ratón?
2) ¿Qué crees que pasará con el ratón? y con la rana?

Después   *
1) ¿Te gustó la fábula? ¿Porqué?
2) ¿Qué te parece lo que dice la moraleja? ¿Estás de acuerdo?

U abrazo hondo 

Soraya Founty