1 de septiembre de 2016

¿ ME SIENTO VACIO ? ¿QUÉ HAGO?


El universo entero nos está invitando constantemente a que nos sintamos uno con él. Vivimos empañados en  escapar de ese vacío interior que sentimos desde que nos enseñaron que somos un ego y vivimos separados.Ese sentimiento engañino procede de la creencia profunda y errónea  de que en realidad estamos solos y que no pertenecemos a nada .Esa fuga sin sentido es lo que realmente nos hace sufrir .Intentamos pertenecer a todo lo que nos rodea para no perdernos y lo único que logramos es perder nuestra libertad y grandeza.
Debemos hacer un profundo trabajo y avanzar en el darnos cuenta de que todo lo que llega a nuestras vida es totalmente bueno , confiar en que así es para poder danzar en este baile que es la vida de idas  venidas...
La clave díría yo que está en desarrollar esa confianza con la que todos nacemos hasta que descubrimos erróneamente que el mundo es un lugar peligroso al que tenemos que enfrentarnos con todas las herramientas posibles que nuestro ego pueda desarrollar como defensa . Así construimos ese bunquer personal que cada uno llamamos yo.




Narada, el gran místico indio, se dirigía a ver a Dios. Tocando su veena, atravesó un bosque y se encontró con un muy anciano sabio, sentado bajo un árbol.

El anciano sabio dijo: `Por favor, hazle a Dios una pregunta de mi parte. He estado realizando todo tipo de esfuerzos durante tres vidas, ¿cuánto más es ahora necesario? ¿Cuándo tengrá lugar mi liberación?`

Narada rió y dijo: `Está bien`.

Prosiguiendo su camino halló debajo de otro árbol a un joven bailando y cantando con su ektara. Bromeando Nadara le preguntó: `¿Querrías tú también hacerle alguna pregunta a Dios?`

El joven no respondió. Continuó bailando como si no hubiera escuchado nada.

Después de unos pocos días Narada regresó. Le dijo al anciano: `Le pregunté a Dios. Dijo que tres vidas más`.

El anciano estaba furioso. Arrojó su collar y sus escrituras. Dijo, `Esto es totalmente injusto! Tres vidas más!`.

Narada caminó hacia el joven, que se hallaba nuevamente bailando y le dijo: `Aunque no lo preguntaste, yo le pregunté a Dios acerca de ti. Pero ahora temo decírtelo o no. Habiendo visto la ira del anciano comienzo a dudar`.

El joven no dijo nada; continuó bailando. Narada le dijo: `Cuando le pregunté, Dios dijo: `Dile al joven que deberá nacer tantas veces como existen hojas en el árbol debajo del cual él baila`.

Y el joven comenzó a bailar aún más extáticamente. Dijo: `¿Tan Rápido?` Hay tantos árboles en el mundo y tantas hojas... ¿sólo ésto? Cuando veas a Dios la próxima vez, agradécele`.

Y se cuenta que el joven fue liberado en ese preciso momento. Si la confianza es tan total, el tiempo no es necesario. Si no existe la confianza, entonces ni siquiera tres vidas serán suficientes. Y mi sensación es que el anciano debe aún hallarse por ahí todavía hoy. Semejante mente no puede liberarse. Semejante mente es el infierno

Si vivimos en sintonia con el universo podemos estar seguros de que nos sentiremos plenos pese a los vaivenes terrenales. Habremos aprendido a confiar y por ende  a interpretar los sucesos no con fascinación o rechazo sino desde una postura más abierta , más madura y confiada, entendiendo que todo suceso anuncia vientos de cambio que en mayor o menor medida traerá renovación y crecimiento a nuestras estancadas vidas.
Cuando no somos capaces de entender esto impera en nuestra mente un sentimiento de vacio que busca neuroticamente llenarse con lo que tenga a mano dinero, casas,  muebles,  amigos, amantes, éxitos efímeros , popularidad y un largo etc.

Se erige de esto modo un "YO" vacío y triste que busca ser alguien en el otro o en lo otro y que olvida su verdadera naturaleza .Una naturaleza que no necesita engañar ni se nada porque simplemente le basta con estar presente y vivir. 
Una vida así rellenada con semejantes alicientes esta condenada a ser solitaria y difícil de vivir sin necesidad incluso de llegar a las maximas expresiones de depresión y desolación.

Nos volvemos por tanto codiciosos y buscamos acaparar cualquier cosa aunque nos sea inservible .. acaso no recuerdas esa relación que nada te aportaba pero aún así alli seguias?

Cuando eres codicioso lo único que está pasando es que te sientes vacio y estas dispuesto a llenarlo de loq ue sea .Cuando comprendes esto ,cuando realmente lo ves no puedes seguir siendolo porque sabes que esa intentona es inútil ... sólo puedes rendierte y  unirte asi desde la humildad de un ego derrotado y vacio al universo .  Esa comunión hará que desaparezca ese vacio interior y por tanto toda codicia
 Si tu decision es seguir llenandote de loq ue sea que llegue a tu vida o tu creas que necesites has de saber que nunca lograras llenarte .. el cansancio será cada vez mayor. y alli al otro lado estará el universo esperandote a que lo reconozcas como parte de ti , o mejor como tú mismo . completo , extenso eterno y siempe presente.
Trata de entender ese vació y si por tii mismo no puedes hacerlo busca quien te guie .. si realmente quieres salir de esa trampa el universo te guiará y pondrá las personas adecuadas en tu camino.

Abandonate , rindete y reconoce esa paz y silencio que está dentro de ti .. medita del modo que quieras... no has de sentarte o seguir un método x para lograr esa comunion

cuando me siento perdida y vacia ..trato de conectarme al amor que soy con rendición y humildad  cada noche y cada mañana agradezco todo lo que me ha sucedido y lo que está por suceder...Es mi antidoto contra el vacio y el miedo .

 Y un día te darás cuenta de que estás tan lleno —rebosante—, rebosas alegría, dicha, bendición. Tienes tanto que puedes darlo al mundo sin quedarte exhausto.
 Ese día, por primera vez, no sentirás ninguna avaricia, ningún deseo de dinero, alimentos ni cosas, no querrás nada. Vivirás con naturalidad y encontrarás lo que necesites.

¿ME SIENTO VACIO ? ¿QUÉ HAGO? AGRADECE CUALQUIER EXPERIENCIA.


Soraya Founty
Psicóloga y Terapeuta Transpersonal colegiada.
smkgab@gmail.com